top of page
  • Foto del escritorCurapif

Entrevista a la especialista en medicina felina - Dra. Alicia Rubio

Actualizado: 15 nov 2023




Concientización de PIF


Aquí les compartimos la entrevista completa que alegremente nos concedió la Dra. Alicia Rubio médico veterinario especialista en medicina felina, de Lima, Perú.Esperamos que toda la información brindada, contribuya positivamente en dar a conocer la PIF y su cura. Muchas gracias a la Dra. Alicia por recibirnos en sus instalaciones, por su predisposición y al amor que le pone a su trabajo. ¡Gracias a todo el equipo de la @veterinariarubio!


Transcripción de la entrevista


PERITONITIS INFECCIOSA FELINA

Hola a todos, soy Alicia Rubio, soy médico veterinario, trabajo en Lima, Perú, soy especialista en medicina felina y el día de hoy vamos a hablar sobre PIF.



¿QUÉ ES PIF?

PIF, es una enfermedad que afecta a los gatos o a felinos en general y PIF significa Peritonitis Infecciosa Felina. La “P” de peritonitis la “I” de infecciosa la “F” de felinos. Es una enfermedad viral que se transmite de gato a gato, por medio de secreciones corporales, básicamente estoy hablando principalmente de heces, puede transmitirse también a través de orina, secreciones nasales, secreciones orales, saliva y es causada por un virus de la familia de los coronavirus, así como el COVID es un coronavirus que afecta al humano, el virus PIF es un coronavirus que afectan a los felinos. Todos los gatos que se contagien de este coronavirus no necesariamente desarrollan PIF.


Entonces, si tenemos un gato con PIF en un ambiente, este gato por decir deja sus deposiciones, orina, secreciones, puede venir otro gato, entra en contacto con estas sustancias por llamarlas así y no necesariamente va a desarrollar PIF. El gato se contagia de coronavirus, pero eso no significa que eso sí o sí desarrolle PIF. Entonces, ¿qué gatos desarrollan PIF? Los gatos cuyo sistema inmunológico no esté muy desarrollado. Es decir, principalmente los cachorros y eventualmente un animal adulto o geriátrico cuyo sistema inmunológico baje y se contagió de coronavirus en algún momento de su vida.



¿QUÉ TIPOS EXISTEN? Y ¿CUÁLES SON LOS SINTOMAS?

Una vez que el gato se contagia de coronavirus, puede o no, desarrollar PIF como ya lo dije. Entonces, cuáles son los signos clínicos que presenta el gato con PIF.

Los signos clínicos pueden ser muy inespecíficos. Inespecíficos quiere decir, que pueden ser signos similares a muchas otras enfermedades. Por ejemplo fiebre, fiebre que no responde a ningún medicamento, fiebre intermitente este es el signo mas común, pero luego podemos tener decaimiento, anorexia o falta de apetito, vómitos, diarrea y dependiendo de dónde se localice el problema en el cuerpo, el individuo puede desarrollar diferentes tipos de la enfermedad.


Principalmente hay dos tipos, la forma húmeda, que se llama así porque el gato empieza a acumular líquido en las cavidades. Cavidades me refiero a la cavidad toráxica. O sea, el gato puede tener líquido en el tórax y ese gato va a tener dificultad respiratoria. Va a respirar muy rápido de una manera muy asincrónica y a la larga puede tener obviamente falta de oxigenación. Otra posibilidad es acumulación de líquido en la cavidad abdominal. Entonces, ese gato va a tener lo que se llama ascitis o efusión abdominal y el abdomen va creciendo, creciendo, creciendo.


Otra posibilidad, es que el gato no desarrolle el PIF húmedo, sino que desarrolle, lo que se llama el PIF seco. El PIF seco quiere decir que no acumula líquido, no forman líquido en ninguna cavidad y lo que se producen son los llamados granulomas, que son como unas pequeñas ronchitas o granitos en las serosas, las serosas son la capa que cubre a todos los órganos. Entonces, se forman granulomas en las serosas de todos los órganos. Básicamente se forman los granulomas en los capilares sanguíneos que es donde y desembocan en las serosas.


Entonces, lo que ocurre es que estos granulomas generan muerte del órgano.

Entonces tú puedes tener granulomas acumulados, por ejemplo, en el cerebro, en el tejido cerebral. Entonces, este gato puede convulsionar o puede tener parálisis o puede tener cualquier signo neurológico.Los granulomas pueden localizarse por ejemplo en los riñones y este gato va a empezar con enfermedad renal o en el hígado o en los intestinos o en los ojos. Entonces dependiendo donde se localicen estos granulomas, vamos a tener diferentes signos clínicos. Pero básicamente estamos hablando de que PIF es una enfermedad sistémica, afecta a todo el cuerpo, puede afectar a todos los órganos del cuerpo y puede llegar a ser mortal.



¿CÓMO SE DIAGNOSTICA LA PIF?, ¿EXISTE UNA PRUEBA ESPECÍFICA?

Cómo diagnosticamos la enfermedad, la verdad es que es bastante difícil en la mayoría de casos. Normalmente, lo que hacemos es descartar todo el resto de patologías, debido a que no existe una prueba específica, por lo menos en nuestros países.

Me refiero a Sudamérica, los países en desarrollo. No existe una prueba específica que me diga: “Sí, el gato tiene PIF”. Cuando el gato tiene PIF húmeda, es decir, cuando el gato Lo que hacemos es, sacar el líquido y lo analizamos. Lo que hacemos, es decir: “Bueno, este líquido no tiene células neoplásicas, este líquido no tiene características de ninguna otra patología.


Tiene ciertas características que son compatibles con PIF como, por ejemplo: es un líquido que tiene pocas células, que tiene muchas proteínas, de un color entre amarillo claro, amarillo oscuro o café. Entonces, podemos decir: “Mira, el gato tiene PIF húmedo”. Habiendo descartado todo el resto de patologías que podamos sospechar que el gato pueda tener. Pero en el caso de PIF seco, el diagnóstico final a veces se hace a través de biopsias. Entonces, estamos hablando por ejemplo, que si el gato tiene los granulomas de los cuales ya mencioné, localizados en el cerebro, pues no hay forma de que yo le haga realmente una biopsia de cerebro al gato. Puedo de repente, hacer una punción de líquido cefalorraquídeo y sacar un poco de líquido cefalorraquídeo para ver si no hay bacterias, por ejemplo y así descarto una meningitis infecciosa, si no hay células neoplásicas.


Así de repente, tal vez descarto una neoplasia a nivel del sistema nervioso. Pero muchas veces PIF seco, es una enfermedad que diagnosticamos por descarte. Descartamos todo lo demás. Descartamos toxoplasmosis, descartamos el resto de enfermedades virales, sida, leucemia.Descartamos enfermedades neoplásicas por ejemplo a través de ecografías o pequeñas citologías que podamos hacer del órgano. Pero a veces es un diagnóstico de descarte. Medir anticuerpos en sangre, es algo que podemos hacer, pero el hecho de que un gato tenga anticuerpos contra coronavirus, no confirma que el gato realmente tenga PIF. Porque recuerden que hemos dicho que no todos los gatos que se exponen a un coronavirus, van a desarrollar la enfermedad.

Entonces, si tú tienes un gato que se expone al coronavirus, pues va a desarrollar anticuerpos. Pero no significa que tenga PIF porque puede no desarrollarla.

Entonces, si nosotros tenemos un gato con serología positiva, no confirma la enfermedad.


Simplemente me dice, se expuso al coronavirus y tengo que asociar todo el resto de signos clínicos que ya mencioné y descartar todo el resto de patologías.

Sin embargo, también puede ocurrir que tengas un gato con PIF, con muy poca cantidad de anticuerpos, si es que fue una enfermedad híper aguda. ¿Cómo puede pasar esto? El gato entra en contacto con el coronavirus desarrolla muy rápido la enfermedad y los anticuerpos no llegan a formarse en cantidad suficiente como para que la serología me lo manifieste en cantidad alta de anticuerpos.

Entonces tener anticuerpos contra coronavirus solo me dice: “el gato se expuso al coronavirus”. No sé si tiene PIF o no. Pero es como que, una prueba más que podemos hacer, para el diagnóstico.


O sea, el gato si se expuso a un coronavirus, si tiene anticuerpos. OK, además ya descarté neoplasias, además ya descarté por ejemplo, una cardiopatía, además ya descarté toxoplasmosis, además ya descarté SIDA o Leucemia. ¿Entonces que me queda? Debe ser PIF, si es que no tengo forma de hacer una prueba molecular por ejemplo, o no tengo forma de hacer inmunohistoquímica o no tengo forma de hacer una biopsia.




LA FALTA DE PRESENCIA DE LÍQUIDO,¿ DETERMINA PIF SECO?

Claro, si no hay líquido, con las características que ya más o menos mencioné, en ninguna cavidad, se supondría que estamos ante un PIF seco. Recuerden que, lo que ocurre es formación de granulomas. Los granulomas los vemos, si es que en el caso de que estuviera, por ejemplo, en el ojo podemos ver unas nubosidades blancas en la parte interna del ojo, lo que se llama la cámara anterior o la cámara posterior. Como una nubecita blanca nadando en el ojo, que puede ser de diferentes tamaños y en realidad, en el resto de órganos no se va a ver nada. Porque estamos hablando de que está dentro del cuerpo. Entonces, estaríamos hablando de que hay granulomas como unas pústulas, como unas ronchitas blancas, en el hígado o en los riñones o en el cerebro, que son los que generan los signos clínicos. Si hay líquido, es húmedo. Ahora, ojo, un gato puede tener combinación de PIF húmedo más PIF seco. Nada más que si es húmedo, es más fácil de diagnosticar.


¿ES MORTAL LA PIF?

Hasta hace unos años, lamentablemente, PIF era una enfermedad mortal. Ahora, ya tenemos una forma de tratamiento, que, si no se usa lamentablemente el gato puede fallecer en cuestión de semanas o meses o incluso días. Dependiendo dónde esté localizada la enfermedad y que tan grave es.


¿LA PIF TIENE CURA? ¿CON QUÉ SE TRATA?

Actualmente, ya existe un tratamiento contra PIF, que es el uso de un producto que se llama GS 441524, que es un antiviral que destruye el coronavirus. Es un producto que se puede usar de forma inyectable, vía subcutánea o eventualmente también de forma oral. Personalmente, yo recomiendo empezar con los inyectables y de ser posible, la mayor parte del tiempo con los inyectables, porque a veces los gatos son expertos en vomitar el medicamento o que de repente el propietario crea o el tutor crea que sí se lo ha tragado el gatito y realmente eso no ocurra.

Entonces generalmente, lo manejamos vía subcutánea, vía inyectable. ¿Por cuánto tiempo debo utilizar el producto? El producto se debe utilizar por 84 días, continuos.

Empezamos el día 1, terminamos el día 84. ¿Qué quiere decir esto? Que no me puedo saltar ningún día. No importa si es Navidad, Año Nuevo, feriado, etc. Si voy a viajar o no voy a poder aplicarlo, tengo que buscar la manera de que alguien lo haga en esos días.



ANTE LA DUDA EN EL DIAGNOSTICO, ¿DEBO SEGUIR O PARAR EL TRATAMIENTO?

Cómo dije hace un momento, puede ocurrir que no lleguemos al diagnóstico como tal. Digamos “sí, sí es PIF” porque no podemos hacer ciertas pruebas, que se hacen en otros países o porque no podemos hacer una biopsia. Entonces, descartamos todo lo que podamos descartar, no llegamos a un diagnóstico aún, pues ante la duda, de que de repente sea PIF, mi recomendación y es lo que yo personalmente hago en mi práctica, es empezar el tratamiento.

Ante la duda, es preferible iniciar la terapia porque el medicamento prácticamente no tiene efectos secundarios, salvo a veces algunas lesiones en piel. Pero efectos sistémicos, prácticamente no hay. Entonces, si yo creo que PIF es una posibilidad, prefiero iniciar la terapia y de repente después de unas semanas, cuando descubrí que el problema era otro, pararlo, a perder unos días que pueden ser vitales, en la vida del gato. Porque hay pacientes, que una vez que se empieza con el tratamiento, con el nucleósido GS 441524, en cuestión de 2 ó 3 días, ya empiezan a no producir líquido, en el caso de PIF húmedo y hay gatos de repente están con un PIF neurológico, convulsionando, con ataxia, es decir, sin poder caminar, después de una o dos semanas, ya esos signos empiezan a desaparecer.

Entonces, ante la duda, es preferible no perder tiempo y empezar cuanto antes. Si después de dos, tres semanas dices: “Bueno, no fue PIF”, pues lo quitas. Pero no perdamos tiempo y empecemos.


¿CUÁLES SON LAS DOSIS RECOMENDADAS PARA EL TRATAMIENTO DE LA PIF?

En cuanto a las dosis, en realidad eso lo tiene que evaluar el médico veterinario. Todo depende del tipo de PIF, si es húmedo, seco, si está localizado a nivel del sistema nervioso o no. Las dosis generalmente van desde 6 miligramos por kilo hacia arriba.

Hay gatos en los que se han usado dosis sumamente altas para que mejoren y en el camino, o sea día a día, semana a semana, vamos viendo la evolución del paciente. ¿Qué quiere decir? Si con la dosis que yo empecé, el gato empieza a mejorar y continua la mejora, pues me mantengo en esa dosis los 84 días. Pero si en el camino yo veo que no hay respuesta, pues algunos días después tres, cuatro, cinco días después, puedo subir la dosis y subirla y subirla.

El punto es, que el gato debe cumplir los 84 días y de ser necesario, después se vería si se tiene que repetir o no el tratamiento. Pero el tratamiento exacto, es decir, la dosis, perdón, la dosis exacta, la define el médico veterinario, según la gravedad del caso, el tipo de PIF y la ubicación de la lesión.



¿CUÁNDO DEBO INCREMENTAR LA DOSIS?

Si una vez iniciado el tratamiento, el gato no mejora, vamos incrementando la dosis. La dosis la podemos incrementar cada 4 ó 5 días o más espaciado según cada individuo. Sin embargo, si es que ya subiste dosis, el gato sigue sin mejorar, replanteen la situación, para ver si no se escapó algo en el diagnóstico y no tenemos alguna otra patología que no hayamos podido diagnosticar. No estoy diciendo parar el tratamiento, estoy diciendo de repente, seguir subiendo dosis, pero al mismo tiempo replanteemos nuestra evaluación diagnóstica para ver si no se nos ha escapado algo y el diagnóstico sea otro.


¿RECOMIENDA ALGUNA CONCENTRACIÓN DE GS-441524?

En relación a la concentración del producto, mi consejo es compren u obtengan el que haya, el que esté disponible en su localidad. Pueden comprar el producto que tenga 15 miligramos por mililitro o el producto que tenga 30 miligramos por mililitro. Recuerden que la dosis final se obtiene según los kilos de peso del gatito.

Entonces, si mi gato pesa 2 kilos y la dosis según el médico veterinario es 10 miligramos por kilo, pues 10 miligramos por 2 kilos, son 20 miligramos los que yo tengo que ponerle al gato. No importa necesariamente la concentración del líquido del GS. Lo que yo necesito es la cantidad suficiente para completar los 84 días. Obviamente, si el producto tiene mayor concentración, es decir, mayor cantidad de miligramos por mililitro, la dosis, la cantidad de líquido que yo le voy a poner subcutáneo al gato, va a ser menor. Entonces si yo compro un producto con menor concentración por mililitro, voy a tener que ponerle mayor volumen al gatito vía subcutáneo. Esa es la única diferencia. Pero compren el producto que tengan en su localidad.


¿CUÁLES SON LOS EFECTOS SECUNDARIOS DEL GS-44152?

La principal reacción adversa o la más común es una úlcera o sea una herida en la zona de aplicación del producto. Puede ocurrir que se haga una lesión grande, tipo de 2, 3, 4 centímetros alrededor o más. Es decir que esa piel puede “necrosarse” en esa zona o “morir”. No significa que la piel no vaya a regenerar, con un tratamiento posterior local, dérmico la piel vuelve a regenerar.

Pueda ser que el pelo no vuelva a crecer en esa pequeña zona, pero eso sería algo estético mas no algo que le comprometa la salud general al paciente. Fuera de eso, algún otro efecto secundario, prácticamente no se ve. Sin embargo, puede haber alguno que otro paciente que no responda al medicamento, es decir, que genere resistencia y obviamente habría que replantear todo el panorama.

Pero aparte de la lesión en piel que sí es muy común, nada más. Sin embargo, sí es importante que sepan que el producto duele. A la hora de la aplicación, al gatito le puede doler un poquito. Entonces es importante que a la hora de aplicarlo, esté el tutor con el gatito y esté el gato tranquilo, en un lugar tranquilo, en un momento tranquilo porque ya de por sí como el medicamento le puede doler, importante es que el gato este en un ambiente “cat-friendly”, como siempre lo llamamos.


¿QUÉ NOS RECOMIENDA DURANTE EL TRATAMIENTO?

Durante el tratamiento, hay ciertas cosas que debemos hacer. Una de ellas es hacer análisis al gatito. De hecho los análisis antes del tratamiento, deben ser completos. Durante el tratamiento, es importante hacerle análisis de sangre, de orina, hemograma bioquímica completa, tipo a mitad de camino, alrededor del día 40 – 42 y al final del tratamiento, también análisis completos.

El hecho de que el gato esté con la terapia, no significa que ya no va a ir al veterinario. Deben traernos al gato, cada cierto tiempo para evaluarlo, pesarlo, asegurarnos que nutricionalmente esté bien. Es decir, que la condición corporal bien, que el índice de masa muscular vaya bien. Es muy importante hacer una buena evaluación de los análisis clínicos previos y durante el tratamiento para ver si el gato necesita algún medicamento adicional.

¿A qué me estoy refiriendo? De repente el gato necesita un protector gástrico, necesita un antioxidante hepático, necesita un analgésico, necesita algún antibiótico porque tiene alguna otra patología extra. El gato no está alimentándose bien, entonces derepente necesitamos ponerle una sonda de alimentación o necesitamos darle algún suplemento vitamínico o nutricional adicional. Es decir, el gato en tratamiento debe ser evaluado permanentemente por el médico veterinario.


¿CUÁLES SON LAS RESTRICCIONES QUE USTED CONSIDERA DURANTE EL TRATAMIENTO?

Es importante saber que hay ciertos medicamentos que no deben utilizarse, durante el tratamiento con el GS 441524. Estamos hablando principalmente de los corticoides. No puedo utilizar ningún corticoide, durante los 84 días del tratamiento. Sí puedo utilizar un analgésico. Si el gato tiene algún tipo de molestia o dolor, puedo darle de repente algún opioide o un AINE, obviamente prescrito por el médico veterinario. Si se pueden utilizar antibióticos pero de preferencia evitar las quinolonas, como el marbofloxacino o enrofloxacina.

No suplementar con lisina, recuerden que la lisina “en teoría” y digo en teoría porque hay mucha controversia en ese tema, en el cual no voy a entrar a fondo en este momento. Pero la lisina se utiliza para el tratamiento de herpes virus que produce la rinotraqueítis, entonces no debe utilizarse lisina tampoco. No deben utilizarse suplementos que tengan arginina, al mismo tiempo. Entonces si me cuido de no utilizar estos productos, todo debería ir bien.



LOS GATOS POSITIVOS A SIDA FELINO O LEUCEMIA FELINA DURANTE EL TRATAMIENTO PARA LA PIF, ¿PUEDEN USAR REFUERZOS INMUNOLÓGICOS?

No se sabe realmente si existen productos que mejoren la inmunidad. Hay estudios en relación al Interferón Omega felino, pero fuera de eso, no tenemos garantía de que ningún otro producto realmente vaya a mejorar la inmunidad en un paciente inmuno suprimido. El hecho de que nosotros tengamos un paciente positivo a cualquiera de los dos retrovirus SIDA o Leucemia viral felinos, obviamente es un factor que nos va a jugar en contra porque ese es un paciente que va a estar o puede estar inmuno suprimido y probablemente esa sea la causa por la cual ese gato desarrolló PIF. Entonces, lo que tenemos que hacer es asegurarnos de controlar los efectos secundarios de los retrovirus o las consecuencias digamos, de los retrovirus.


Pero decirles utilicen este o este o este producto como un inmunoestimulante tal vez, sea mentir. Porque recuerden, adicionalmente, que tanto PIF, como SIDA y leucemia, son enfermedades inmunológicas. Es decir, enfermedades en dónde el sistema inmune del organismo, es el que está al mismo tiempo generando la enfermedad.

Si bien es cierto, si yo tengo un mal sistema inmunológico y la enfermedad desarrolla pero si yo mejoro esto, en SIDA o leucemia, por ejemplo, puedo generar más problemas porque en SIDA o leucemia, hay lo que se llama, las reacciones inmunológicas, antígeno anticuerpo complemento. Entonces si yo produzco más anticuerpos, el gato puede en realidad hasta empeorar en algunos casos. Entonces, todos estos inmunoestimulantes que se venden como tales y están en Internet por ejemplo, no te digo que no se puedan usar, pero no hay nada hasta ahora, que demuestre su real eficacia. Exceptuando al Interferón Omega felino que sí se sabe que ayuda a inmunomodular la respuesta inmunológica del gato.



¿PUEDO UTILIZAR ANTIPARASITARIOS Y ANTIPULGAS DURANTE EL TRATAMIENTO?

Algo que sí podemos hacer durante el tratamiento de PIF es desparasitar al gato, podemos darle pastillas o productos orales o también podemos usar las pipetas antiparasitarias, antipulgas, dependiendo cual usemos con la frecuencia que indique el fabricante.


DURANTE EL TRATAMIENTO, ¿PUEDO VACUNAR A MI GATO?

Yo recomiendo no vacunar durante el periodo de tratamiento de PIF. Es preferible esperar que el gato se recupere para la vacunación.

¿PUEDE MI GATO, SOMETERSE A UNA OPERACIÓN?

Lo ideal, es no operar al gato durante el tratamiento, es decir, no someterlo al estrés anestésico. Me refiero a que si el gato no ha sido esterilizado antes de empezar el tratamiento, de preferencia hay que esperar a que el tratamiento termine. Asegurarnos de que esté 100% bien desde el punto de vista patológico y bioquímico e incluso idealmente, esperar unos 2 a 3 meses, después de haber terminado el tratamiento.

Ahora, ¿qué pasa si durante el tratamiento el gato requiere una cirugía de emergencia? Pues ni modo, hay que hacerla, pero hay que entender, que ese estrés fisiológico puede jugarnos en contra para la recuperación del paciente.


¿PUEDEN APAREARSE LOS GATOS EN TRATAMIENTO PARA LA PIF?

Evidentemente, una gata no debe quedar preñada durante el tratamiento contra PIF. Existe la posibilidad de que la gestación, sea el estrés fisiológico que haga que el tratamiento fracase. Al mismo tiempo, no sabemos cual puede ser el efecto del GS a los fetos. Entonces, lo ideal es que la gata no quede preñada. Si la gata aún no ha sido esterilizada, debemos asegurarnos de que no salga a la calle, de que no entre contacto con ningún macho entero.

Ahora, los machos enteros, ¿pudieran reproducirse? De poder pueden, pero idealmente eso no debe pasar. Recuerden también que el contagio de la enfermedad puede venir a través de secreciones corporales. Si bien es cierto, no hay estudios hasta done yo sé, que hayan demostrado la transmisión de la enfermedad vía semen o secreciones vaginales, sí estamos hablando de saliva y recuerden que durante la monta los gatos muerden, los gatos machos muerden a la hembra y puede haber incluso hasta una pelea. Entonces, lo ideal es evitar la reproducción durante este período.


¿PUEDO ACOGER A OTRO GATO, SI TENGO A UN GATO EN TRATAMIENTO PARA LA PIF?

Idealmente, el gato con PIF, no debe entrar en contacto con otros gatos, ya que como hemos dicho puede transmitir el coronavirus a través de secreciones corporales en general. ¿Qué pasa si yo diagnostico PIF en un gato que ya está conviviendo con otros gatos? En mi casa hay 5 gatos y uno de ellos desarrolla PIF. ¿Qué pasa con los otros 4? Pues esos cuatro, ya entraron en contacto con el virus. Eso no significa que se vayan a enfermar. Lo que tendríamos que hacer es, tener mucho cuidado, es decir, tener estos otros gatos “sanos” totalmente vigilados, de tal manera que, si la enfermedad empieza en ellos, iniciar el tratamiento.


Idealmente no debo meter un gato nuevo a mi casa o al ambiente donde está este gato, porque este gato, no sabemos cómo está en general, no sabemos cómo está su sistema inmunológico. Recuerden que no existe vacuna contra el PIF. Entonces, idealmente, no adoptemos un gato nuevo. Pero los gatos que ya están allí pueden seguir en contacto con el gato con PIF porque recuerden que ya se expusieron al coronavirus previamente. Solamente que hay que estar vigilándolos muy de cerca.


EL GATO QUE CONCLUYE EL TRATAMIENTO, ¿PUEDE SEGUIR CONTAGIANDO?

Actualmente no se sabe, por lo menos hasta donde yo tengo entendido, lo que he leído. No se sabe exactamente por cuánto tiempo un gato positivo puede eliminar el virus en heces.Tenemos pacientes a los que les hemos hecho PCR, o sea una prueba molecular de heces, que han salido positivos a coronavirus, no estoy diciendo PIF, a coronavirus durante varios meses o años. Les hemos hecho una prueba molecular, la hemos repetido a los 6 meses, a los 6 meses y siguen teniendo coronavirus en heces. Se supone que el producto, mata el coronavirus. Inhibe la replicación del coronavirus, por lo tanto, se muere el coronavirus una vez que empiezo el tratamiento en un gato con PIF. Entonces este gato con PIF, una vez que termino el tratamiento y está curado, ¿puede seguir siendo portador de la enfermedad? Al 100% todavía no tenemos la garantía de que vaya a ser así.


Entonces, idealmente no deberíamos introducir ningún gato nuevo o ningún gato que esté inmuno suprimido a la casa de un gato que tuvo PIF previamente. Si vamos a adoptar un gato nuevo, primero que esté inmunológicamente bien. Es decir, negativo a SIDA y leucemia, que ya tenga todas sus vacunas. Es decir: triple, rabia, leucemia. Que esté bien alimentado y de preferencia que sea adulto. Dentro de lo posible, que no usen la misma caja de arena, que no entren en contacto muy cercando durante un tiempo.


CULMINADO EL TRATAMIENTO, ¿PODRÍA RECAER EL GATO?

Existen casos que después de los 84 días de tratamiento, lamentablemente han recaído y han vuelto ha tener signos clínicos compatibles con PIF. Son muy pocos casos pero fue necesario repetir el tratamiento, en esto individuos. La mayoría de pacientes que cumplen los 84 días, se curan. Lamentablemente hay pacientes que pueden no curar. Es decir, si ya la enfermedad está muy avanzada y ha dañado mucho los órganos internos del paciente, a pesar del tratamiento, el paciente puede no recuperarse. Es decir, puede fallecer. Pero la mayoría de gatos se recuperan y prácticamente el porcentaje de gatos que recaen, es mínimo. Son muy poquitos los que recaen y hay que volver a repetir el tratamiento.


¿CUÁL SERÍA SU RECOMENDACIÓN PARA PREVENIR LA PIF?

Recuerden que el virus se propaga a través de las secreciones corporales del gato enfermo. Entonces, lo ideal es mantener buena higiene en nuestra casa, en nuestro ambiente o en nuestro gaterío. Lo cual significa que debemos limpiar las cajas de arena varias veces al día, recogiendo orina y heces. Y cada semana lavar todo el recipiente, digamos toda la caja en sí, el plástico en sí, lavarlo, remover y recambiar la arena constantemente. Si tenemos gatos que están con algún tipo de secreción nasal u ocular, es decir, resfriados, de repente tratar de tenerlos separados del resto. Es decir, mantener las medidas de higiene y de salubridad básicas, que evitarían la transmisión de secreciones contaminadas con coronavirus.

Por otro lado, uno de los mejores productos para eliminar el virus, es lo que en Perú llamamos “lejía” o el hipoclorito de sodio que recuerden, es lo que usábamos en la época del COVID, para limpiar todo, hasta las frutas, las verduras las limpiábamos con lejía. Entonces, es un excelente antiviral y con eso podemos desinfectar nuestra mesa, las cajas de transporte, los lugares en donde está el gato con PIF. Entonces, si nosotros mantenemos buena higiene, evitamos la transmisión de la enfermedad. Por otro lado, el gato positivo, no debería salir a la calle. Debemos tenerlo obviamente, en un lugar cómodo, en un lugar seguro, para que se recupere más rápido y para que no contagie a otros gatos



Por favor, recuerden que el PIF ya tiene cura. El PIF ya no es una enfermedad mortal y si ponemos de nuestra parte, como médicos veterinarios y ustedes como tutores de los gatos, JUNTOS, podemos lograr que los gatos con PIF, ahora se salven y vivan bastante tiempo. Actualmente, hay gatos que fueron tratados con PIF, hace 3, 4, 5 años y están muy bien de salud. Por favor,

Gracias.


Querida comunidad,

En Curapif, nuestra dedicación al bienestar de los gatos con PIF, es firme. Coherentes con nuestro compromiso para su salud y felicidad, estamos emocionados por presentar una promoción especial en nuestro tratamiento de GS-441524. Esta promoción refleja nuestro deseo genuino de asegurar que su amada compañía felina, reciba un cuidado con los más altos estándares, a la vez aliviando la carga financiera del tratamiento. El bienestar de su gato es nuestra mayor prioridad y estamos aquí para hacer que la travesía hacia su recuperación sea lo más accesible y eficaz posible.




Concientización de PIF Gatos











1904 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page